• Siganos en Facebook
  • Siganos en YouTube

MEDIDAS NO
FARMACOLÓGICAS
PARA EL TRATAMIENTO
DE LA HIPERTENSIÓN
EN ADULTOS MAYORES

MEDIDAS NO FARMACOLÓGICAS PARA EL TRATAMIENTO DE LA HIPERTENSIÓN EN EL ADULTO MAYOR

Las recomendaciones realizadas como parte del tratamiento de la Hipertensión, pueden dividirse en dos grupos (los cuales son complementarios): el farmacológico, basado en la utilización de fármacos que disminuyen los promedios de presión arterial, y el no farmacológico que determina el mismo efecto, pero sin la utilización de medicamentos. En la población de adultos mayores hipertensos, más allá de la indicación de medicación, el tratamiento no farmacológico cumple un rol esencial, siendo de vital importancia su recomendación y monitoreo por parte del médico tratante, actuando sobre el aspecto nutricional, el sedentarismo y sobre la calidad del sueño. Es muy importante estimular el abandono del tabaquismo, y del exceso de consumo de bebidas alcohólicas.

Una alimentación poco saludable favorece al desarrollo de Hipertensión arterial y de otras enfermedades como la obesidad y la diabetes. En general, se recomienda una dieta con reducción de sal, azúcares, grasas saturadas o grasas trans (grasas animales, alimentos procesados, comidas rápidas, repostería, panificados y gaseosas) y evitando el exceso en el consumo de alcohol. El contenido diario de sal debe ser menor de 5 gr, (equivale a una cucharita), incluyendo la sal agregada (tanto al cocinar como en la mesa), como aquella contenida en los alimentos procesados y en los panificados. Los adultos mayores tienen una particular sensibilidad a la sal, por lo que la recomendación de evitar su exceso es esencial en el tratamiento de un hipertenso.

Más allá de estas recomendaciones generales, la alimentación debe ser adecuada y guiada por el médico para cada paciente en particular dado que los adultos mayores presentan superposición de enfermedades que requieren ajuste de las dietas.

El sedentarismo está asociado directa o indirectamente a la causa o al agravamiento de la Hipertensión y de otras enfermedades, como la obesidad, diabetes, ansiedad, depresión, colesterol elevado y aterosclerosis. La actividad física regular y adecuada ayuda al control de las mismas, a generar bienestar en el paciente, a mejorar su calidad del sueño y a disminuir los síntomas depresivos. Es esencial para un envejecimiento saludable. Los adultos mayores inactivos pueden comenzar con caminatas suaves, incluso como parte de sus actividades diarias, aumentando en forma gradual su duración, frecuencia e intensidad, siempre bajo la supervisión de un médico. Los que se encuentran activos, pueden realizar actividades aeróbicas con regularidad, siendo recomendadas las caminatas, trote suave y natación. El ejercicio vigoroso no se aconseja en este grupo de pacientes, así como tampoco la actividad física en sitios de temperaturas extremas. En pacientes de edad avanzada, la evaluación clínica previa al ejercicio es esencial. La intensidad del mismo debe ser individualizada, considerando el estado general y características de cada paciente. Es necesario tener en cuenta que la población de adultos mayores no representa un grupo homogéneo de pacientes y la edad cronológica por sí sola no identifica a este grupo. El objetivo del ejercicio es mejorar al máximo la capacidad funcional. Estos objetivos se alcanzan a través de programas que apuntan a aumentar la capacidad aeróbica, la fuerza muscular y la flexibilidad.

Garantizar un sueño nocturno adecuado es de gran utilidad para mejorar la calidad del día, ayuda a controlar la Hipertensión y a reducir sus complicaciones.

Estas medidas mejoran el control de la Hipertensión y favorecen un envejecimiento saludable.

Deben basarse siempre en un enfoque individual, teniendo en cuenta el estado funcional, social y la calidad de vida del paciente hipertenso.

Ante cualquier duda o temor, recuerde siempre conversar con su médico tratante, de modo de consensuar y elegir tratamientos con los que se sienta segura/o, pero que también le resulten útiles en la terapia de su HTA.

Quiero compartir la nota en
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Whatsapp
  • Compartir en Twitter